X
GO
14dic.

La Bolsa Mercantil abre mercado para compras privadas

| Return

Fuente: Portafolio

La Bolsa Mercantil de Colombia (BMC) logró este año un buen resultado. Sin embargo, está claro que habría podido ser mejor, si no hubiera sido por el efecto de la pandemia, que tiene a la economía colombiana y mundial sumida en la peor crisis de la historia.

Según su presidente, María Inés Agudelo, la BMC tuvo un año satisfactorio en crecimiento de ingresos y utilidades, y prevé cerrar el año con un crecimiento en ingresos de 6,4% respecto a 2019 y de utilidades de 13,2%.

A pesar de la difícil situación vivida por el país a lo largo del año, la BMC continuó posicionándose como el escenario idóneo y propicio para que, mediante pujas dinámicas regidas por los principios de la contratación pública y la gestión fiscal, las entidades del Estado puedan adquirir bienes, productos y servicios de características técnicas uniformes, promoviendo la presentación de varios oferentes.

Las cifras así lo señalan. Durante el 2020, se realizaron 442 operaciones por $742 mil millones de pesos, generando ahorros por $107 mil millones para el Estado.

Este año, se completó la negociación del PAE número 50, para un total de $667 mil millones negociados, generando ahorros por $22 mil millones que se han traducido en una mayor capacidad de cobertura de los programas, en más días calendario de prestación del servicio y/o en mayor número de beneficiarios, y favoreciendo a más de 3 millones de menores de edad en el país.

“Participamos activa y eficientemente en el mercado de compras públicas, con un magnífico récord, al generar ahorros a las entidades públicas, haciendo cumplir los contratos de acuerdo con lo pactado y solucionando cualquier controversia de la manera más ágil, segura y justa. Además, impulsamos el desarrollo de proveedores medianos y pequeños teniendo en cuenta que actualmente el 73,5% de los que participan son empresas Mypimes” afirmó la Presidente de la BMC.

“Muchas de las entidades públicas prefieren comprar les productos a proveedores locales, lo que beneficia a la economía local”.

Así mismo, la Bolsa Mercantil de Colombia planea trasladar la experiencia del Mercado de Compras Públicas al mercado de compras privadas para que las empresas puedan también beneficiarse y optimizar sus compras.

La entidad logró este año que la Comisión de Regulación de Energía (CREG) la ratificara como gestor 2.0 del mercado de gas natural por al menos 5 años adicionales, que inician el 6 de enero de 2021.

Esta labor consiste en centralizar y haces pública la información transaccional y operativa del sector para optimizar el uso de infraestructura de suministro y transporte.

Esto significa proveer información clave, independiente y oportuna para la toma de decisiones empresariales y de política pública, y contribuye a la profundización del mercado. Además, la entidad gestiona los mercados primario y secundario de gas natural en Colombia.

MENOS DEMANDA DE GAS

En 2020 el mercado de gas natural experimentó una contracción de la demanda por cuenta de la pandemia y las medidas implementadas para poder controlar el contagio.

Mientras que en el período comprendido entre el 1 de enero y el 19 de marzo el consumo promedio de gas se ubicaba alrededor de 1.014 GBTUD, con la adopción de la medida de aislamiento preventivo obligatorio el consumo se redujo en marzo y abril cerca de 28%.

El consumo comprendido entre el 20 de marzo y el 31 de agosto, período en el que se mantuvo la medida, estuvo en promedio en 820 GBTUD y tuvo un punto mínimo, en Semana Santa de 677 GBTUD.

Esta condición, sin precedentes en el mercado de gas natural en Colombia, tuvo un importante efecto en el mercado secundario, que incluso por varios días no realizó transacciones. Con la reactivación económica paulatina promovida por el Gobierno, el consumo de gas natural reaccionó y regresó casi a los niveles anteriores.

El promedio, en el trimestre comprendido entre septiembre y noviembre, período en el cual dejó de operar la medida de aislamiento preventivo obligatorio, se ubica alrededor de 912 GBTUD.

REPOS CRECIERON 60,8%

En cuanto a financiación no bancaria, durante 2020, la BMC se consolidó como una de las principales fuentes de financiación del sector agropecuario con el registro de facturas que les permite a los productores diferir el pago del impuesto de renta ya que estas facturas no son sujetas de retención en la fuente.

A lo largo de 2020, con corte a noviembre 30 se han registrado $32,93 billones, lo que se traduce en un aumento anual de 21,9% y liquidez para los productores de cerca de $627 mil millones.

De la misma manera, los productos financieros como repos y las Órdenes Irrevocables de Giro, que ofrecen financiamiento de corto plazo a jugadores del sector agropecuario y a los proveedores de las entidades estatales que pasan el mercado de la BMC, tuvieron un dinamismo importante este año, en el que los desembolsos del crédito bancario han estado moderados.

Las cifras indican que, con corte a noviembre 30, los repos en 2020 crecieron 60,8% con un volumen de $113.915 millones, a la vez que las OIGs registraron un aumento de 59,6% con un volumen de $217.097 millones.

“En 2021 vamos a seguir trabajando en potencializar la licencia bursátil para mantener la contribución a la eficiencia de los mercados y siendo fuente de financiación no bancaria. Vamos a incursionar en nuevos sectores y a profundizar nuestro rango de acción en los que ya estamos presentes. Específicamente el año entrante, esperamos convertirnos en el principal mercado para la negociación de contratos de energía”. 

La presidenta de la entidad dijo que están evaluando un proyecto a mediano plazo, para participar en la dinamización del mercado de factoring, sirviendo de escenario de negociación, sin que ello implique incursionar en el negocio de compra y venta de facturas propiamente dicho.

Adicionalmente, la BMC se propone ampliar su ámbito de acción en proyectos como por ejemplo el apoyo a la comercialización de maíz, frijol soya, sorgo y leche, y la profundización de la financiación a través de los repos sobre Certificados de Depósito de Mercancías (CDM).

“Estamos trabajando con el Ministerio de Agricultura en un proyecto para facilitar la comercialización con contratos formales que se puedan negociar en la Bolsa. La idea es solucionar cuellos de botella que se presentan debido a la informalidad que se registra en el sector”.

Por último, la BMC va a invertir $4.500 millones de pesos, en la modernización de su plataforma transaccional que le permitirá ofrecer nuevos productos y servicios para los clientes, así como la proyección de las líneas de negocio actuales hacia el futuro.
“Estamos iniciando el rediseño de toda la plataforma.

En cuatro meses, la rueda de negociaciones dejará de ser de viva voz y se convertirá en electrónica, aunque durante la pandemia se ha hecho de manera virtual. Entramos en una etapa de transformación digital, que nos llevará ponernos al día en el tema tecnológico”.

LA BMC ABRIRÁ MERCADO DE CONTRATOS DE ENERGÍA


La BMC avanza en su objetivo de convertirse en el principal mercado para la negociación de contratos de compra y venta de todo tipo de energía, para la formación transparente de precios y de captura de información para los agentes y el regulador.

“Creemos que la bolsa tiene una ventaja comparativa para prestar este servicio porque contamos con todas herramientas para montar el mecanismo de comercializazación de energía. Esto lo tendríamos hacia el segundo semestre del próximo año, una vez obtengamos la autorización de la Superintendencia Financiera. Lo que se busca con esto es mayor transparencia, eficiencia y reducción de costos.

Fuente: Portafolio

Related